En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información, consulte nuestra política de cookies.

Aceptar

Hallazgo Paleontológico por alumno de FUNIBER. Luanda, Angola

_GLOBAL

Jueves 11 de agosto de 2011. Luanda, Angola

Un importante hallazgo paleontológico fue realizado al sur de la ciudad de Luanda en Angola, por el ivestigador José Luiz Rodrigues Neves, alumno del curso de Máster en Gestión y Auditorías Ambientales en Ciencia y Tecnología Marina, de la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER).

El hallazgo realizado por el investigador es de extremada importancia para la Paleontología internacional, pues se trata del primero fósil de un reptil marino encontrado en el continente africano.

La noticia fue ampliamente divulgada en Angola, siendo reportada por vez primera en el sitio de noticias Agencia Angola Press (ANGOP). Sigue abajo la íntegra del reportaje:

Un fósil de reptil gigante marino, uno de los más grandes predadores de todos los tiempos, con por lo menos 10 metros de largura, se  descubrió en Angola en un sitio paleontológico, por el investigador brasileño José Luíz Neves, anunció a la Angop, en Luanda,  el mismo. 

Al anunciar el hecho, el investigador declaró que en vida el hallazgo pesaba más de 10 toneladas y que localizó el fósil en la orilla marítima de la barra del Kwanza (Luanda) a 170 quilómetros de Luanda, entre los ríos Kwanza y Larga.

"Me siento extremadamente agraciado por ese hallazgo y sirve como retribución al país que me acogió de brazos abiertos para colaborar en su desarrollo", declaró.

De acuerdo con el perito, hasta prueba en contrario, ese Pliossaurio, que fue el más grande predador de todos los tiempos, es el primero fósil de reptil marino encontrado en África, otros especies de este género fueron halladas en Inglaterra, Noruega, Australia y Alasca.

"Con este hallazgo, sumadas a otras, es de grande importancia para la Paleontología - que es la ciencia natural, que estudia la vida de lo pasado de nuestro Planeta y su desarrollo a lo largo de las eras geológicas, al mismo tiempo que integra las informaciones biológicas en los registos geológicos, que es la formación de los fósiles.

Angola entra a la historia paleontológica, colaborando para desvendar el pasado remoto del Planeta Tierra y a escribir su historia", subrayó.

Especialista en el área ambiental, con más de 27 años de trabajo en el área petrolífera, José Neves localizó el fósil del dicho reptil gigante marino en Marzo último, cuando paseaba con los hijos y al mismo tiempo realizaba investigaciones para el proyecto de Máster sobre Fitoplanctos (seres del litoral microscópicos de varios tamaños).

Al hacer el levantamiento fotográfico, indicadores de los principios de la estratigrafia en rocas, descubrió fósiles, llamados fósiles de edad como las amonites (animales consumidores de los planctons), extintos al final del Cretáceo, en la extinción en masa que ocurrió hace 65 millones de años (el período de la era mesozoica va de 251 a 65,5 millones años).

Siguiendo las huellas naturales de los fósiles, siendo aquella formación sedimentar del  Cretáceo Cenomaniano, entre 95 a 80 millones de años.

En seguida, el investigador descubrió también un fósil de un tiburón primigenio, que identificó  como Hybodus, antes descubrido en Inglaterra y Brasil, midiendo aproximadamente 1,8 metros, del mismo período (95  a 80 millones de años). 

Al analizar el fósil, descubrió que el hallazgo tenía un pescado en la boca, pero lo espantó el hecho del tiburón haber sido muerto por un predador, con apertura de 55 centímetros de cada lado de la mandíbula y una dentellada total de más de un metro y 15 centímetros.

"Nunca había visto una cosa de esas e inmediatamente pensé que solo podría hacer esto un reptil marino de la familia del Pliossauro", relató.

Las huellas fósiles lo llevaron a descubrir tres fósiles de un grande reptil marino con aproximadamente 10 metros de la cabeza la cola y con tres metros de la nadadeira hasta el hueso coracoide, explicó.

En el sitio paleontológico descubierto por el investigado brasileño, encontró otros fósiles como Gasterópodos, Artrópodos, Belemnites, Nautilos, Bivalvos, un pequeño mamífero primigenio por identificar, peces y hasta repteis gigantes marinos, como éste que cree ser del Pliossauro.

Esas descubiertas dan la visión real de como eran las eras eco y paleofauna al final del Cretáceo, cuando américa del Sur ya estaba separada de África, con un nuevo océano Atlántico bañándose los dos continentes, aclaró.

Fossiles son restos de seres vivos preservados en los ecosistemas que pueden presentarse en forma de cristalización, petrificación, carbonización, momificación y moldeado y los de José Luiz Neves están en la forma de petrificación y cristalización.

José Neves ya encontró varios fósiles en Brasil, pero considera los hallazgos en Angola superiores y de mayor importancia histórica. 

Ya fueron dados los pasos para el registro de los hallazgos y contactos fueron hechos con el Museo Nacional de Historia Natural y con el proyecto PaleoAngola para que se pueda agregar estas descubiertas a las importantes pesquisas y descubiertas ya hechas anteriormente.

Nacido hace 50 años en el Estado de Espírito Santo (Brasil), José Neves se licenció en Administración Ambiental, tiene posgrado en Gestión Ambiental y Docencia Superior y hace Máster en Ciencias y Tecnología Marina, en la Universidad Leon España-FUNIBER.

Fuente: www.portalangop.co.ao

Actualización

Livro do 8 simposio brasileiro de paleontologia 2012

Primeiras descobertas fosseis de vertebrados - descoberto em Cabo Ledo - Angola